Nieve y perros

Nieve y perros

Como ya te habrán avisado tus seguidores de instagram, ¡ha nevado en Madrid! el pasado fin de semana cayó una nevada histórica, otro acontecimiento más vivido para apuntar en la lista ;). Por este motivo, todos hemos querido salir a la calle a disfrutar de ella, y, por supuesto, los perros no van a ser menos, además de que tienen que salir a hacer sus necesidades.

Los perros pueden tener varias reacciones, les puede gustar y entonces jugarán con la nieve, otros pueden ser más cautelosos con eso de pisar agua prácticamente congelada, y con otros directamente ni lo intentes. Pero como ya se ha mencionado antes, tienen que salir a la calle sí o sí. Por este motivo, a continuación se mencionan algunos aspectos a tener en cuenta cuando saques a tu perro a la calle con nieve.

Aspectos a tener en cuenta cuando saques a tu perro a la calle con nieve

Algunos aspectos que debes tener en cuenta cuando saques a tu perro a la calle cuando haya nieve para evitar hipotermias u otros problemas, son los siguientes:

En primer lugar, hay que tener especial cuidado con sus patas, concretamente con las almohadillas, ya que, aunque estén preparadas para estar en contacto con el suelo, pueden sufrir con temperaturas extremas. Por ese motivo, es importante antes de salir de casa frotar las almohadillas de las patas con aceite corporal, o con algún bálsamo específico existente en tiendas de animales para crear una capa aislante, los botines también pueden ser una buena opción, aunque a algunos perros les resulta incómodo. Tras regresar a casa, es importante limpiar las almohadillas con agua tibia, secarlas y aplicar vaselina para hidratarlas, también debes secar el cuerpo y observar si no hay ningún cambio.

En segundo lugar, el abrigo es necesario en prácticamente todas las razas, ya que, aunque su pelaje les protege, estamos ante temperaturas extremadamente bajas. En el caso de perros pequeños o de pelo fino es especialmente importante. Y si hablamos de un husky o algún perro acostumbrado a estas temperaturas, entonces no será necesario.

Por otro lado, si tu perro tiene la piel clara, aplicarle protección solar para perros en el puente de la nariz y otras zonas expuestas no está de más, ya que el sol en este caso puede provocar quemaduras.

Por último, debes evitar que coma nieve, ya que puede llevar sal o anticongelante que resulta extremadamente tóxico. Asimismo, es necesario prestar mucha atención al suelo por el que pasas, ya que si hay cualquiera de estos compuestos, no debe lamerse las patas.

Teniendo en cuenta estos aspectos, podrás salir a disfrutar de la nieve con tu perro sin ningún problema. Evidentemente, ante el más mínimo cambio, se debe acudir al veterinario inmediatamente. Si quieres también puedes leer este post sobre cómo afecta el frío a tu perro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *